Saturday, March 04, 2006

Letters to Anne - Parte 2: Carta violenta a Buenos Aires abierta

Todavia no se bien como empezar esto... Uno empieza cosas en esta vida y no sabe en donde carajos van a terminar...

Esta carta parece tener 8 años de retraso.

Llegue temprano a tus calles, pero llegue tardisimo a conocerte.Cuando vine por primera vez era un pendejo y no entendi nada. Ahora no me entendi al venir por segunda vez y andarte, pero igual lo hice.Cuando sali del hotel y fui para el centro entendi que "El hombre de Corrientes y Esmeralda" murio ahorcado por su propio recuerdo de quien es y se tambalea en cada persona que cruzaba la calle sin mirar a su alrededor, ni siquiera para adelante.Si los taitas bailaban entre ellos, estos bailan con su propia sombra (si es que alguna vez se detuvieron a verla).Aprendi a cruzar por la esquina, por los autos de mierda que te recorren a mil por hora sin saber a donde mierda llegan tan tarde.

Algo no te puedo negar, y es que tenes un himno propio. Uno extenso y con 500000 coros y puentes.Tus habitantes lo cantan y hasta son capaces de reconocer a un idolo tardio que en su momento no supieron apreciar. Todo lo bueno esta ahi y no lo sabemos bien, hasta que lo perdemos. Y nos sentamos a esperar a que vuelva. Algunos esperan tanto que la espera se vuelve tan larga como la cantidad de tiempo que el tiempo puede hacer que la espalda dure (derecha o no).El tiempo nos alcanza a todos y nos termina doblegando y los dos sabemos lo que es esperar y desangrarse, si... Los dos sabemos inventar milagros que esperar con sonrisas pateticas.Tus noches arrabaleras de mierda parecen caer con un "Y, para que???" y tus amaneceres resignados salen en un "y, porque no???, si despues de todo...".Uno ve los kioskos de revistas con sus diarieros, los colectivos, la gente, los semaforos y, si piensa en "Libertango", se entiende la melodia.

Tus putas y tus fiolos siguen ahi, ya son otro atractivo turistico y se ofrecen abiertamente en folletitos con frases "invitantes", la cartera revoleada entro en desuso.

La Plaza de Mayo se sigue llenando de revoluciones, ahora burocratizadas, pero revoluciones al fin.Tu Congreso y tu Casa Rosada con "pollerita" no me sacan de la cabeza que, en una situacion distinta, Santillan y Kostecki podrian haber sido unos French y Berutti modernos.Estos edificios se visten de fiesta para recibir al pueblo, pero el vestido que se ponen es una mierda.

Y asi siguen los dias, trate de caminar tus calles siguiendo los pasos de ella. Trate de buscarla en los lugares en los que podia llegar a encontrarla y, no solamente no la encontre, sino que derrumbe lugares en mi mente por no ser lo que me contaron que eran.Lo que era la cuna de los pendejos rebeldes y rockeros con vidas aburridas en busca de un poco de accion, ahora se convirtio en un shopping "alternativo", mas esteril que guante de plastico sin usar.Trate de llamarla, pero como no te conosco lo que deberia, no lo hice. Me latio el corazon como a un hijo de putas cuando busque su numero en la guia, pero no la llame.

Tu cementerio de la recoleta me enseño una vez mas lo que ya sabia, que los heroes no existen y que los martires tampoco. TOdos respondian a alguien, nadie murio para que yo viva mejor o peor.

Sin embargo, ahi estas, con tus piqueteros, tus putas, tus bailarinas de tango que me coquetean, con tus pibes chorros, con tus turistas alemanas que me preguntan como le que quedan las polleras, tu cumbia villera, tus ibarras, tus cromañones, tus callejeros, tu juventud aburrida, tu adultez indiferente, tu vejez pujante, tu muerte viviente, tu vida muriente, etc..

Yo todavia me quedo con mi Rosario intelectualoide y falsa.

Cuando volvia, en el colectivo pasaron "Good riddance" de Green Day, y, al escucharla, pense de vuelta en ella

Sigo pensando que esta carta tendria que haber sido escrita hace 8 años.

3 Comments:

Blogger LORD MARIANUS said...

La carta tuvo su momento y fue este justamente. Me gusto el relato. SUerte.

5:58 AM  
Blogger principemestizo said...

a veces sentimos que debimos hacer cosas en determinado momento, pero a veces el momento que reiamos correcto no era el adecuado , un abrazo, muy inpoactante tu carta, ya ves que pase de nuevo por aqui, desde republica dominicana

8:17 AM  
Blogger HadeS said...

qué epístola!
nunca es tarde para lo bueno.
abrazos, nicolás

7:09 PM  

Post a Comment

<< Home