Wednesday, September 28, 2005

Junior reloaded (un sueño)

Volviamos de tomar unas cervezas, ella, el y yo. Subimos el ascensor hablando al pedo, yo estaba contra la reja, aprete el boton y mire como pasaban los pisos, uno a uno, las puertas, hasta llegar al decimo. Abro la puerta y salimos al palier. Abro la puerta de casa y vamos a mi pieza, nos sentamos. Ella sobre la cama, el en una silla contra la comoda con el equipo de musica y yo, me quedo parado. Les digo "che, quieren pepsi?" y me dicen que si. Salgo de la habitacion y abro la heladera, saco la gaseosa. Como hace calor busco cubitos para la gaseosa y escucho un ruido raro desde mi habitacion, no le doy bola. Sirvo la gaseosa en tres vasos, pongo dos cubitos y los pongo en una bandeja. Salgo de la cocina y entro a mi cuarto cuando los veo. Los dos estaban besandose sobre mi cama, apasionadamente, como yo la besaba a ella. El sonido que escuche era el de sus labios juntandose, el sonido de los besos que yo YA no tengo.

En lugar de soltar la bandeja, la agarro con fuerza, es como si mis puños estuviesen llenos de bronca. Ellos siguen abrazandose y besandose, como si yo no existiese. Me siento molesto, molesto en mi propia casa. Por un rato me quedo parado en el marco de la puerta con la bandeja, no pudiendo creer el paisaje frente a mi. Dos de las personas mas importantes de mi vida, ahi, tirados, haciendome mierda. Mi ex, que juro matarse si yo la dejaba y el, mi mejor amigo, recorriendose con las manos hasta la ultima parte de su cuerpo.

Dejo la bandeja al lado del equipo de musica, me voy al baño, me miro al espejo como convenciendome de que lo que esta pasando en la otra habitacion no existe. Siento que cierran la puerta, me pongo como loco. Abro un placard del baño y saco un revolver y me lo llevo a la sien, toda mi impotencia lo habia dirigido a ese lugar. Algo asi como un "instinto de conservacion" me lleva a sacarmela, salgo del baño.

Pateo la puerta, entro a la habitacion, siguen besandose tranquilamente, como si no hubiese pasado nada, me acerco a la cama, me tapo los ojos y disparo, disparo como un condenado hijo de re mil putas. Trato de no ver mientras siento que los disparos pegan, se acaban las balas. Miro y no puedo creerlo, no puedo creer que sigan abrazados.

"Por que???, hijos de re mil putas, porque???" grito, pateando la cama y sus piernas. Grito en un grito hundido en lagrimas, mas un aullido que un grito. Siento que los vecinos miran por la ventana. Yo me caigo rendido sobre mis piernas y vomito. Vomito como si quisiera sacarme las entrañas, vomito hasta que lo unico que quedan son arcadas que retumban en la habitacion. Me caigo rendido en el suelo.

El doble colchon ya esta goteando sangre, el empapelado y mi cajonera de revistas estan manchados. Yo solamente espero a que llegue la policia. No trato de disimular que yo lo hice, no, YO lo hice, YO entre y los cague a tiros, YO entre y hice todo eso, por que ELLOS hicieron eso. Eso que no se deberia haber hecho, TODO lo que no debia hacerse, se hizo.

1 Comments:

Blogger HadeS said...

guau!
no, perdón... requeteguau!
quién no lo pensó alguna vez? digo, eso de convertirse en un transgresor a las reglas más enquilosadas...
yo escribí algo parecido. las palabras también son armas letales. y matan. a veces, para siempre.

4:41 PM  

Post a Comment

<< Home